Espacio de Luz - Biografía - Presentación - Contacto
Counselling - Yoga Terapéutico - Psicosíntesis - Yoga Nidra - Meditación - In English

Al igual que sucede con la meditación, el término Yoga Nidra se refiere tanto a un estado de conciencia como a los procesos y prácticas varios que nos llevan a él.

Si se refiere a procesos y prácticas, Yoga Nidra es una práctica del Yoga, sistematizada y popularizada en nuestro tiempo por Swami Satyananda, y ampliada por otros maestros como Swami Rama de la Escuela de Yoga Himalaya, Richard Miller de la Escuela I-Rest, o Rod Styker, que podríamos definir como una mezcla de conciencia corporal, relajación consciente, respiración consciente, visualización y meditación; con cada escuela y tradición enfatizando unos u otros aspectos.

Esta práctica tan compleja y sofisticada, que normalmente se practica en Savasana (postura de descanso de Yoga, tumbad@s en la espalda) tiene efectos prácticos e inmediatos, tales como relajación o descanso profundos.

En relación a un estado de conciencia, la palabra Nidra quiere decir “sueño” (no como actividad onírica sino como descanso) y, por ello, un yoga nidra o “sueño yógico” es aquel estado entre la vigilia cotidiana (en el que ambos mente y cuerpo están despiertos) y el sueño profundo cotidiano (en el que ambos mente y cuerpo están dormidos) y que podría definirse como un estado de conciencia en el que un individuo tiene todos los síntomas físicos de sueño profundo (no REM), incluyendo ondas cerebrales delta, mientras su mente está totalmente consciente y despierta.

Este estado de conciencia es un espacio creativo y transformador, en el que la persona, desde la mente despierta, puede encontrarse libre tanto de la identificación con el cuerpo como con el contenido de la mente, y desde ese espacio liberarse de patrones limitadores y crear nuevos patrones desde su intuición. También ese espacio es uno en el que estamos entre lo consciente y lo inconsciente y por lo tanto tenemos acceso a áreas de nuestra mente a las que normalmente no podemos acceder.

Como muchas otras prácticas de crecimiento personal y desarrollo espiritual, el Yoga Nidra tiene muchos niveles y cada persona recibirá de esta práctica algo diferente, según sus necesidades individuales y el nivel en el que la pueda practicar. En un nivel básico, la práctica del Yoga Nidra ofrece relajación y descanso. En un nivel intermedio, el Yoga Nidra puede ser una práctica de meditación. A nivel avanzado, es una práctica de transformación personal y espiritual.

La práctica de Yoga Nidra se hace siempre bajo la tutela de un/a instructor/a cualificado (normalmente un/a profesor/a de Yoga, y preferiblemente que haya tenido formación específica en Yoga Nidra) y siguiendo sus instrucciones, ya sea en persona o a través de una grabación. Solo un yogi muy avanzado puede practicar Yoga Nidra sin seguir instrucciones.

Aunque la práctica de Yoga Nidra nos ayuda a relajarnos, no es lo mismo que una relajación, incluso si ésta se hace después de haber hecho asanas o yoga físico.

La práctica puede incluir algunos sonidos, con una intención determinada, pero normalmente no incluye música.

Existen cientos de versiones de las prácticas de Yoga Nidra, con intenciones diferentes como propiciar un sueño profundo y reparador, energetizar, descansar, o meditar. Según la intención, la práctica enfatizará diferentes procesos.

Algunas prácticas incluyen el uso de Sankalpa, una resolución o afirmación consciente que nos dirige hacia nuestros objetivos.

Conocí la práctica de Yoga Nidra en el año 2002, poco después de formarme como profesora de Yoga, y comencé a practicarla de manera sistemática en 2010.

Mis primeras prácticas fueron de la escuela Satyananda. En 2015 conocí la Escuela Himalaya así como las prácticas de Miller y Styker. Ese mismo año recibí formación como profesora de “Total Yoga Nidra” (Yoga Nidra Integral) con Uma Dinsmore-Tuli y Nirlipta Tuli del Yoga Nidra Network (Stroud, Inglaterra).

En esta escuela de Yoga Nidra Integral aceptamos como válidos los enfoques de todas las otras escuelas, comprendiendo que son visiones diferentes y válidas sobre una misma práctica y aceptando que todas tienen algo importante que ofrecer así como limitaciones. En Yoga Nidra Integral cogemos lo que creemos mejor de cada escuela para desarrollar una práctica adaptada a las necesidades de cada persona o de cada grupo.